top of page

Bolivia en la Encrucijada: ¿Unirse a los BRICS?

Actualizado: 9 ago 2023




En medio de un mundo en constante reconfiguración geopolítica, Bolivia ha anunciado su intención de unirse al grupo de naciones conocido como BRICS, compuesto por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. El presidente Luis Arce, en su discurso conmemorativo del 198º Día de la Independencia de Bolivia, destacó la creciente influencia de estos bloques comerciales y la iniciativa de la Franja y la Ruta de China. Sin embargo, esta decisión ha desencadenado cuestionamientos sobre los reales beneficios y riesgos que esta asociación podría traer para Bolivia.


El mandatario boliviano señaló que esta decisión está motivada por el reconocimiento internacional que ha logrado el país, pero algunos observadores plantean dudas sobre la pertinencia de unirse a un grupo con agendas y dinámicas que podrían no ser completamente alineadas con los intereses de Bolivia. Si bien la aspiración de acceder a nuevos mercados y asociaciones económicas puede ser tentadora, no se puede pasar por alto el hecho de que los BRICS, con su diversidad de enfoques políticos y económicos, pueden plantear desafíos en términos de alineación y toma de decisiones.


El anuncio de Bolivia de participar en la Cumbre de los BRICS en Johannesburgo a finales de agosto también ha suscitado debates. Si bien es cierto que los BRICS representan un bloque de gran peso económico global, con el 42% de la población mundial y el 31.5% del PIB global, también es importante considerar la naturaleza intergubernamental de este grupo y la influencia predominante de China en su dinámica. La pregunta que surge es si Bolivia podrá mantener su autonomía y aprovechar plenamente los beneficios de esta asociación, o si podría encontrarse en una posición subordinada en medio de poderosas influencias.


El canciller Rogelio Mayta ha expresado que el ingreso de Bolivia a los BRICS permitiría construir un nuevo orden mundial. Sin embargo, esto plantea cuestionamientos sobre cómo encajaría Bolivia en este nuevo panorama global, considerando sus propios desafíos y prioridades. Mientras que el presidente Arce resalta la aspiración de Bolivia por una "integración para la emancipación", es fundamental analizar con cautela los pros y contras de esta decisión, asegurándose de que los intereses y la soberanía del país sean debidamente protegidos en el escenario internacional cambiante y complejo.


Por: Fabricio Antezana Duran



Comments


bottom of page