top of page

Desalojo Pacífico de Avasalladores: 360 Familias Dejan Viviendas Ilegales en Santa Cruz




El martes 25 de julio, un operativo conjunto de aproximadamente 1.800 efectivos de la Policía Boliviana y funcionarios de la Agencia Estatal de Vivienda (Aevivienda) llevó a cabo un desalojo pacífico en la urbanización Papa Francisco, al norte de Santa Cruz. El objetivo de la operación era liberar más de 300 unidades habitacionales que habían sido ocupadas irregularmente por 360 familias desde 2019. El viceministro de Régimen Interior y Policía, Jhonny Aguilera, informó que se inició un proceso judicial para desalojar a aquellos que avasallaron los inmuebles de manera ilegal. Gracias a un proceso de negociación previo, los ocupantes ilegales abandonaron las viviendas de forma voluntaria, evitando así la violencia.


La medida se llevó a cabo en cumplimiento del mandamiento de desapoderamiento 04/20, que ordenaba la desocupación de las 360 viviendas avasalladas en la urbanización Papa Francisco, en el municipio Warnes. Durante el proceso, la Agencia Estatal de Vivienda proporcionó información a los "grupos de avasalladores" sobre el acceso legal al Programa de Comunidades Urbanas, con el fin de que puedan beneficiarse de una vivienda de manera adecuada. Sin embargo, de las 360 familias avasalladoras, únicamente dos lograron calificar para acceder al beneficio, y se identificaron casos de habitantes extranjeros, estafas en pirámides de venta y alquiler de los inmuebles.


Ante este escenario, el viceministro de Régimen Interior y Policía, Marcelo Elío, también informó que un contingente de 700 efectivos llevó a cabo otro desalojo pacífico en la zona de Tala Grande, al sur de la ciudad de Santa Cruz, donde 300 familias se habían asentado ilegalmente en una propiedad privada avasallada. Las autoridades enfatizaron que no tolerarán actos irregulares con los bienes estatales y reafirmaron su compromiso de trabajar con transparencia en temas de vivienda.


Por: Andrés Cárdenas Vásquez


コメント


bottom of page