top of page

El Banco Central de Argentina eleva la tasa de interés para combatir la alta inflación



En un intento por hacer frente a una inflación desenfrenada y a los desafíos económicos y sociales previos a las elecciones presidenciales de octubre, el Banco Central de Argentina ha tomado medidas drásticas al aumentar la tasa de interés de referencia del 91% al 97%. Esta medida representa un incremento de 600 puntos en la tasa de referencia y marca el primer paso en un conjunto de medidas que se implementarán para abordar la inflación, la cual ha alcanzado más del 108% en los últimos 12 meses.


Como parte de este programa, se implementarán estímulos al consumo y se permitirá la importación de alimentos para contener el creciente aumento de precios al consumidor, que se aceleró hasta el 8,4% mensual en abril. Además, se espera una apertura de importaciones en sectores sensibles como alimentos frescos y textiles, así como un aumento en los controles de precios en los comercios. Estas acciones se complementarán con un refuerzo de los subsidios sociales, ya que la tasa de pobreza en Argentina alcanzó el 39,2% a fines de 2022.


Según fuentes de los medios locales, el gobierno del presidente Alberto Fernández y el Banco Central buscan que las tasas de interés sean lo suficientemente atractivas como para desalentar la creciente demanda de dólares. En la actualidad, la moneda estadounidense se ha convertido en un refugio frente a la galopante inflación. Sin embargo, la realidad es que las expectativas de los ciudadanos argentinos están en declive.


Además de los desafíos relacionados con la inflación y la incertidumbre económica, Argentina también enfrenta dificultades debido a una sequía que ha afectado severamente al sector agrícola y ganadero, que constituye la principal fuente de divisas del país.


El Banco Central informó que, desde principios de año, Argentina ha perdido más de 5.500 millones de dólares de sus reservas internacionales, que actualmente se sitúan en 33.585 millones de dólares. Según los economistas, es probable que las reservas netas se encuentren por debajo de esta cifra.


En resumen, el aumento de la tasa de interés por parte del Banco Central argentino es el primer paso de un conjunto de medidas destinadas a combatir la alta inflación. Estas medidas incluyen estímulos al consumo, apertura de importaciones en sectores sensibles, controles de precios y un refuerzo de los subsidios sociales. Sin embargo, Argentina enfrenta desafíos adicionales debido a una sequía devastadora y pérdidas significativas en sus reservas internacionales. La situación económica y social del país se mantiene tensa en el período previo a las elecciones presidenciales de octubre.


Por: Andrés Cárdenas Vásquez



Fuentes:

Comments


bottom of page